Honeywell registró durante el segundo trimestre una ganancia de 450 millones de dólares, o 60 centavos por acción, una disminución del 38% frente al beneficio de 723 millones de dólares, o 96 centavos por acción, del mismo período de hace un año.
La compañía atribuyó la merma en el resultado trimestral a las menores ventas y la debilidad en su división aeroespacial.

Honeywell informó el lunes que las ventas sumaron 7.570 millones de dólares en los tres meses, un descenso del 22% frente a las de un año atrás.

La operación aeroespacial presentó una caída del 17% en las ventas y un retroceso del 25% en las ganancias, mientras que los márgenes cayeron del 18,3% al 16,7% por los menores volúmenes en el segmento aeroespacial comercial y el impacto de ventas de activos.

Las ventas en el segmento de automatización y sistemas de control declinaron un 17%, mientras que las ganancias cayeron un 11% y los márgenes aumentaron del 10,8% del mismo periodo del año pasado a un 11,5%, por mejoras en la productividad.

La empresa recortó sus proyecciones de ingresos para todo el año a US$31.500 millones, lo que se compara con la estimación revisada a la baja en abril de entre 32.300 y 33.200 millones de dólares. Además Honeywell indicó que las ganancias se ubicarían en el extremo inferior de su proyección revisada.