El Grupo FCC ganó 108 millones de euros en el ejercicio 2011, una vez aplicado un ajuste contable en Cementos Portland Valderrivas de 301 millones de euros antes de impuestos.

Descontado este efecto, el beneficio neto consolidado del grupo de Servicios Ciudadanos hubiese sido de 316 millones, superior en 15 millones al del ejercicio precedente. La deuda financiera neta se ha reducido un 19% hasta quedar situada en 6.277 millones de euros, cifra que se verá de nuevo sustancialmente recortada con el plan del Gobierno de España para que los proveedores de las Administraciones Públicas cobren las deudas pendientes.

FCC, S.A., sociedad cabecera del grupo que abona los dividendos, obtuvo en 2011 un resultado neto de 236 millones de euros. Esta sociedad pagó un dividendo a cuenta de 0,65 euros brutos por acción el pasado día 10 de enero, al que se sumará el complementario que decida próximamente la Junta General de Accionistas a propuesta del Consejo de Administración. En 2011 el dividendo total sumó 1,43 euros por acción, lo cual representa una rentabilidad del 7,2%, una de las mayores del Ibex 35.

La cifra de negocio del Grupo se situó en 11.755 millones de euros, sólo un 1,3% menos que en el ejercicio precedente. Este resultado se produce como consecuencia de un crecimiento del 13,6% en las ventas internacionales que ha logrado compensar casi totalmente la contracción del mercado español. De hecho, los mercados internacionales representan ya el 52,4% del total de la facturación de FCC. Por áreas geográficas, los 2 mayores crecimientos en los ingresos se concentran en América (+48%), Europa del Este (+16,4%), Reino Unido (+9,2%) y Austria y Alemania (+5,1%).

La continua mejora de márgenes en la actividad de servicios medioambientales y urbanos (incluida la división de gestión del ciclo integral del agua, Aqualia) compensó en términos de beneficio bruto operativo (Ebitda) la caída de la demanda vinculada a las infraestructuras en España. El grupo generó un Ebitda de 1.252 millones de euros, un 6,6% menos que en 2010. El área de Servicios aporta ya un 65% del total, frente al 35% de infraestructuras. Esta distribución excluye el área de Energía, consolidada al estar clasificada como una actividad discontinuada.