El grupo Cementos Molins ha obtenido un beneficio neto de 62,49 millones de euros en los primeros seis meses del año, lo que supone un incremento del 7,07% respecto al mismo período de 2006. El ebitda ha situado en 125 millones de euros, mientras que la cifra de negocio ha ascendido a 418,76 millones de euros. El endeudamiento neto ha alcanzado a 30 de junio los 78 millones de euros.