Bodegas Riojanas ha encajado una caída del beneficio neto consolidado del 39,44 por ciento, hasta los 809.000 euros al cierre de 2008, frente a los 1,33 millones logrados un año antes, según los datos que la compañía ha remitido hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El Ebitda (resultado bruto de explotación) ha quedado situado en los 2,18 millones, lo que representa un descenso del 23,58 por ciento. La cifra de negocios de la compañía vitivinícola ha descendido un 12,4 por ciento hasta los 14,93 millones de euros al cierre de 2008, frente a los 17,06 obtenidos el año anterior. En el último semestre de 2008, el beneficio neto consolidado de Bodegas Riojanas bajó un 50,78 por ciento, hasta los 595.000 euros, mientras que las ventas disminuyeron un 14,47 por ciento, hasta quedar situadas en los 10,08 millones en los últimos seis meses de 2008.