Allianz ha anunciado que su beneficio neto descendió un 66% en el primer trimestre, según cifras adelantadas, debido a que la mayor aseguradora de Europa por primas brutas sufrió las consecuencias de la crisis financiera internacional. Basado en cifras preliminares, Allianz indica que espera que su beneficio neto descienda a 1.100 millones de euros entre enero y marzo, "claramente por debajo" del beneficio de 3.200 millones del año pasado.
La aseguradora atribuye la mayor parte de su descenso a las previstas rebajas del valor de casi 900 millones relacionadas con los productos financieros estructurados de su filial Dresdner Bank. Además, las turbulencias en los mercados internacionales hicieron que las plusvalías de las inversiones fueran "conscientemente bajas" en el primer trimestre. Allianz por otro lado señala que espera un "sólido" beneficio operativo de unos 1.800 millones en el primer trimestre, por debajo de los 2.900 millones de euros alcanzados el año pasado. "Por eso, consideramos que nuestros objetivos a medio plazo para 2009 siguen viables, aunque es cierto que será más difícil alcanzarlo cuanto más dure la crisis", agrega Helmut Perlet, miembro del consejo de Allianz Board.