Anheuser-Busch InBev, la mayor cervecera del mundo, anunció el jueves que su beneficio aumentó un 11% en el cuarto trimestre por la reducción de costes y el fuerte crecimiento en Latinoamérica, aunque las ventas en Estados Unidos siguieron siendo flojas. La cifra de beneficio antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización ajustada para conceptos extraordinarios, la más seguida por el mercado, subió a US$3.120 millones en el cuarto trimestre frente a los 2.810 millones de dólares del año anterior. La cifra fue inferior a las previsiones de los analistas, que esperaban 3.290 millones.