El Banco de España habría enviado al presidente del gobierno y al representante máximo de la oposición, Mariano Rajoy, un documento en el que alertaba de que los bancos españoles no podrían hacer frente a una quita del 20% de la deuda española, según publica El Confidencial Digital.

El Confidencial Digital se hace eco, por declaraciones de fuentes financieras, de que el Banco de España envió con urgencia un documento a los equipos económicos del Gobierno y del primer partido de la oposición, para alertar de las consecuencias catastróficas para las financieras nacionales de una quita de la deuda española del 20%.
 
El BdE pedía que los dirigentes políticos se opusieran a esta medida que se aprobaría en la reunión del Eurogrupo.

El Banco de España concluía que, si se realizaba esa quita del 20%, los bancos tendrían que realizar un ajuste por valor de 52.332 millones de euros. Unos requerimientos de capital de esa magnitud que dejarían al sistema financiero español en pérdidas y absorberían el 23% del patrimonio neto total de la banca.

Además, las financieras más grandes, BBVA, Santander y La Caixa, serían las más afectadas debido al nivel de deuda en sus cuentas, lo que les arrastraría a necesarios aumentos de capital.

A cambio de impedir esta quita, los bancos no se opondrían a elevar su solvencia a niveles cercanos al 9%.