El Banco Central Europeo (BCE) volvió a comprar la semana pasada bonos soberanos de los países de la eurozona en los mercados secundarios, después de tres semanas consecutivas en la que la institución dejó desierto su programa de adquisición de deuda pública.

El BCE invirtió 27 millones de euros en la compra de bonos soberanos en la semana que concluyó el 9 de marzo. Ésta es la cantidad más baja desde el 23 de diciembre, cuando destinó 19 millones de euros, exceptuando las tres semanas que el programa permaneció inactivo.

De este modo, el BCE pone fin a tres semanas de paralización de su programa de compra de bonos, que hasta entonces se había mantenido activo durante veintisiete semanas consecutivas desde que el pasado mes de agosto anunciara la reactivación de sus compras de deuda pública de países de la zona euro.

El valor total del programa de compra de deuda soberana del BCE a fecha de 9 de marzo descendió desde los 219.500 millones de euros hasta los 218.000 millones de euros, ya que bonos por importe de 1.523 millones de euros vencieron la pasada semana.

En el marco de su programa de compra de deuda pública en los mercados secundarios, el BCE celebrará este martes una operación de drenaje de liquidez para neutralizar el impacto en los mercados de estas compras, para lo que ofrecerá depósitos a una semana al 1% a las entidades de la eurozona.