El Banco Central Europeo (BCE) llevó a cabo compras de bonos soberanos de la eurozona durante la última semana.

De este modo, la entidad presidida por Mario Draghi mantiene en 'stand by' por decimotercera semana consecutiva este controvertido programa de compra de deuda soberana, cuyo importe asciende a 212.000 millones de euros.

El BCE celebrará el martes una operación de drenaje de liquidez para neutralizar el impacto en los mercados de estas compras, para lo que ofrecerá depósitos a una semana al 1% a las entidades de la eurozona.