El Banco Central Europeo aseguró hoy que la semana pasada no compró deuda pública de la eurozona, a pesar de las insistentes especulaciones en sentido contrario por las crecientes incertidumbres en torno a Grecia y otros países del sur de Europa

Según informaciones recogidas por la agencia EFE, la autoridad monetaria europea indicó a través de su página web que, por décima sexta semana consecutiva, entre los pasados 11 y 15 de julio no compró en el mercado secundario bonos estatales de los países que comparten el euro a través del Programa de Mercados de Valores (SMP), un mecanismo diseñado para este tipo de intervenciones.

Además, el BCE explicó que mañana tiene previsto retirar liquidez por valor de 74.000 millones de euros, cantidad que corresponde a la deuda adquirida con anterioridad, para evitar que suba la inflación.

El BCE ofrecerá a los bancos una tasa de interés máxima del 1,5 por ciento por el efectivo en una subasta a tipo de interés variable.