El Banco Central Europeo desmintió que la semana pasada llevara a cabo la compra de deuda pública periférica, a pesar de las insistentes especulaciones.

La autoridad monetaria europea indicó a través de su página web que, por décimo sexta semana consecutiva, entre el 11 y el 15 de julio no compró en el mercado secundario bonos estatales de los países que comparten el euro a través del Programa de Mercados de Valores (SMP), un mecanismo diseñado para este tipo de intervenciones.

El martes los mercados se dieron la vuelta al saltar este rumor al mercado.

El BCE retirará hoy del mercado liquidez por valor de 74.000 millones de euros, cantidad que corresponde a la deuda adquirida con anterioridad, para evitar que suba la inflación.

El BCE ofrecerá a los bancos una tasa de interés máxima del 1,5% por el efectivo en una subasta a tipo de interés variable.

El BCE inició el 10 de mayo de 2010 el programa de compra de deuda pública en el mercado secundario para ayudar a los países que atraviesan dificultades de financiación.