El Banco Central Europeo no ha sorprendido al mercado y ha decidido mantener el precio del euro en los niveles mínimos de su historia.

BCE ha decidido que los tipos de interés aplicables a las operaciones principales de financiación, la facilidad marginal de crédito y la facilidad de depósito se mantengan sin variación en el 0,75%, el 1,50% y el 0,00% respectivamente.

No obstante, como explica Daniel Pingarrón Salazar, estratega de mercados de IG, explica que "el Euríbor descuenta que, de aquí a final de año, va a haber una bajada de tipos del 0,25%. Creo que lo podrían hacer en noviembre o diciembre”.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del BCE, el presidente de la entidad , Mario Draghi, ha hecho hincapié en que la institución que preside actúa de forma independiente.

El presidente del BCE ha reconocido que la economía europea sigue débil y la recuperación será gradual, en función de los ajustes, el desarrollo del sector bancario y el consumo de los países.

Aunque Draghi ha avisado que serán necesarios mayores esfuerzos soberanos en el mercado laboral de algunos países europeos, está convencido de que las políticas de consolidación fiscal tomadas por los países surtirán efecto.

Además, se ha mostrado partidario de avanzar en la supervisión única bancaria europea. En este sentido, ha querido dejar claro que la implicación del BCE a este respecto estará totalmente separada de su cometido principal: velar por el mantenimiento de los niveles de inflación moderados.

Con respecto a la intervención en el mercado de deuda soberana de algún país, el dirigente ha recordado que el mecanismo está ahí y es decisión de los países que lo soliciten.

Las palabras de Draghi están traduciéndose en revalorización del euro. Su cambio contra el dólar se fija en 1,298 dólares. Sin embargo, el Ibex 35 no sale del terreno negativo. Cede un 0,12% hasta los 7.817 puntos.

Por otro lado, según publica Reuters, se estaría estudiando que el fondo de rescate permanente (MEDE) garantice una parte de la deuda emitida por España, lo que ofrecería un seguro a los inversores que compren bonos soberanos españoles. Si se formalizar esta vía, el fondo de rescate no se agotaría y se reduciría el riesgo de contagio al siguiente naipe en peligro de caer, Italia.

Este jueves también el Banco de Inglaterra ha decidido mantener sus tipos de interés sin cambios en el 0,5%, donde permanecen desde principios de 2009.

La Reserva Federal, por su parte, dará a conocer las minutas de su última reunión de política monetaria, en la que decidió poner en marcha un tercer programa de flexibilización cuantitativa , o QE3. El informe que se publique hoy podría arrojar luz sobre la composición del programa de compra de 40 mil millones en deuda hipotecaria cada mes.