El BCE ha descartado la primera de las variables que tenía en su mano para relajar a los mercados.  La entidad ha decidido mantener en el 1% el precio del dinero. Sin embargo, todavía queda saber si el mandatario de la entidad, Mario Draghi, decide reiniciar la compra de deuda soberana o las LTRO - financiación a tres años- sobre los bancos europeos.

El BCE ha decidido en su reunión de hoy "que los tipos de interés aplicables a las operaciones principales de financiación, la facilidad marginal de crédito y la facilidad de depósito se mantengan sin variación en el 1,00%, el 1,75% y el 0,25% respectivamente".  Se elimina así una de las tres formas de actuación que tenía la entidad para relajar los mercados en Europa.
 
El presidente del BCE comentará estas decisiones en una conferencia de prensa que dará comienzo esta tarde a las 14.30 horas.   SErá en ese momento cuando Mario Draghi despeje las dudas sobre  las otros dos escenarios que descuenta el mercado:  un nuevo programa LTRO y la vuelta a comprar deuda soberana tras doce semanas de inoperancia.

La reunión del Banco Central Europeo se produce en una semana crucial para la maltrecha economía de la eurozona y, principalmente, para países como España e Italia y pendiente de la ‘clave mensual’ con las elecciones en Grecia. Los analistas en lo único que coinciden es en que el BCE está poniendo a prueba a gobiernos como el español.