El Banco Central Europeo ha decidido aumentar su capital suscrito en 5.000 millones , desde los 5.760 millones, hasta los 10.760 millones, a partir del 29 de diciembre de 2010.
Esta ampliación se realizará mediante tres pagos anuales idénticos, según anunció en un comunicado la institución.

El BCE considera "adecuado" este incremento del capital, el primero realizado en términos generales en 12 años, " en vista del aumento de la volatilidad en los tipos de cambio, los tasas de interés y los precios del oro, así como por el riesgo del crédito.

Además, el incremento del capital está también motivado por la necesidad de aportar una adecuada base de capital en un sistema financiero que ha crecido considerablemente.