El Banco Central Europeo (BCE) hará todo lo que haga falta para devolver la inflación de la zona euro a un nivel inferior al 2%, según ha afirmado Klaus Liebscher, miembro del consejo de gobierno de la institución monetaria, en un comunicado publicado en el diario austriaco Kurier.