El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) decidió hoy mantener los tipos de interés de la zona euro en el 1%, el nivel más bajo en la historia de la institución. De este modo, el BCE cumplió con los pronósticos de los expertos  tras haber asegurado en varias ocasiones que los tipos están en "niveles adecuados" después de haber realizado el pasado mayo un recorte de 25 puntos básicos.
El BCE ha reducido los tipos en 325 puntos básicos desde el pasado 8 de octubre, lo que ha llevado la tasa desde el 4,25% al 1% actual, y todo indica que, a partir de ahora, la institución se decanta por el uso de medidas no convencionales para combatir la recesión.

En este sentido, la economía de la eurozona sufrió una contracción del 4,7% en el segundo trimestre con respecto del mismo periodo del ejercicio precedente, dos décimas menos que la caída interanual del primer trimestre (-4,9%).

No obstante, el crecimiento económico de la eurozona se recuperó notablemente en tasa intertrimestral y, aunque sigue en terreno negativo, registró una contracción del -0,1% frente al retroceso del 2,5% registrado en el primer trimestre.

A este respecto, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) mejoró hoy en nueve décimas su previsión de crecimiento para la eurozona en 2009 por la mejora del entorno económico, y prevé una contracción del PIB de la zona euro del 3,9% frente la anterior estimación del -4,8%.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) augura una contracción del 4,8% en la actividad económica de la zona euro este año y un retroceso de tres décimas el próximo año. Asimismo, la institución dirigida por Dominique Strauss-Kahn sugirió al BCE en su último informe sobre la zona euro que aproveche el margen para nuevas rebajas de tipos para estimular la recuperación.