El Banco Central Europeo (BCE) invirtió durante la semana pasada un total de 462 millones de euros en la adquisición de deuda soberana de los países de la eurozona.

Esta cifra representa el segundo volumen más bajo de compras desde que la entidad reactivara en agosto su programa de adquisición de bonos soberanos en los mercados secundarios tras los 19 millones invertidos en los siete días anteriores.

A pesar de la notable disminución del importe invertido, ya son veintiuna las semanas consecutivas que el BCE interviene en los mercados secundarios de deuda desde que el pasado mes de agosto anunciara la reactivación de sus compras de deuda pública de países de la zona euro, que asciende ya a 211.500 millones desde el lanzamiento del programa en mayo de 2010.