El Banco Central Europeo (BCE) ha comprado durante la última semana un total de 9.520 millones de euros en deuda soberana de los países de la eurozona.

La primera semana con Draghi en la presidencia del BCE, la institución ha aumentado 138% sus compras de deuda soberana, respecto a los 4.000 millones de euros que destinó la semana precedente, según anunció este lunes la entidad.

El BCE impulsa la compra de deuda en los mercados secundarios para evitar la especulación ante las renovadas presiones sobre la deuda de Italia y España, ya que la cifra invertida supone la más elevada desde mediados de septiembre.

Con ésta, ya son trece las semanas consecutivas que el BCE interviene en los mercados secundarios de deuda desde que el pasado mes de agosto anunciara la reactivación de sus compras de deuda pública de países de la zona euro, que asciende ya a 183.000 millones desde el lanzamiento del programa en mayo de 2010, de los que el 60,3% se han realizado desde el pasado 8 de agosto.