El Banco Central Europeo aumentó sus provisiones en oro la semana que finalizó el 25 de marzo.


En concreto, el BCE compró 4 millones de euros en oro la semana pasada.

Además, la posición neta del Eurosistema en moneda extranjera aumentó en 0,3 millones de euros hasta situarse en la cifra de 187,2 millones de euros, como consecuencia de la intervención realizada el 18 de marzo de 2011, de una operación swap con el Banco de Japón y de las operaciones de cartera y por cuenta de clientes.