El petróleo se mantenía el miércoles por encima de los 98 dólares el barril tras aproximarse a los 100 dólares, mientras el dólar establecía nuevos mínimos y el frío en Estados Unidos, el mayor consumidor de carburante del mundo, generaba ansiedad por el nivel de los inventarios.
El crudo ligero estadounidense para entrega en enero subió hasta marcar un récord de 99,29 dólares por barril a comienzos de la sesión, pero luego perdía fuerza y bajaba 36 centavos, a 98,39 dólares a las 13:04 GMT. Los precios dejaron atrás la barrera del anterior récord de 98,62 dólares por barril, extendiendo un rally que ha encarecido al petróleo en más del 40 por ciento desde agosto, mientras los fondos especulativos compran ante la debilidad del dólar. "Se está disparando a su propio ritmo, tarde o temprano alcanzará los 100 dólares", dijo Jonathan Barratt, de Commodity Broking Services de Australia. El crudo Brent en Londres subía 28 centavos, a 95,77 dólares. La fortaleza del petróleo es en parte resultado de la debilidad del dólar, que ha llevado a compras de materias primas denominadas en dólares relativamente menos costosas. El dólar caía a un nuevo mínimo histórico contra el euro y frente a una canasta de monedas principales, después de que la Reserva Federal estadounidense dijera que probablemente se desacelere el crecimiento económico en Estados Unidos en 2008, manteniendo vivas las expectativas de que vuelva a recortar los tipos de interés en diciembre. Los precios de algunos metales - como el oro y el platino - también han subido a partir de la caída del dólar, aunque otros - cobre y zinc entre ellos - se desplomaron a mínimos de varios meses, pues los operadores temen que la crisis en el sector 'subprime' frene el crecimiento económico y la demanda. Además del dólar, las próximas señales para los mercados petroleros llegarán con el informe de los inventarios semanales que se publicarán a las 15:30 GMT. "El mítico (nivel de) 100 dólares el barril está al alcance hoy con o sin la ayuda de estadísticas semanales", dijo Olivier Jakob de Petromatrix. Incluso con otro esperado incremento en los inventarios de crudo, el secretario de Energía de Estados Unidos, Sam Bodman, ha dicho a los productores que necesitan bombear más crudo para ayudar a bajar los precios desde niveles cercanos al récord en términos nominales ajustados por la inflación. Pero la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que se reunirá el 5 de diciembre en Abu Dabi para discutir su política de producción ha dicho que el mercado está bien abastecido y que depende de los países consumidores detener la especulación a través de la regulación.*.