Los precios del petróleo caían por tercer día el viernes por debajo de los 76 dólares por barril, presionados por los enormes niveles de inventarios y el nerviosismo a la espera  del informe mensual del empleo que se divulgará por la mañana en Estados Unidos. El crudo estadounidense bajaba  87 centavos hasta situarse en 75,59 dólares por barril y el crudo Brent descendía 59 centavos hasta los  77,77 dólares.