El petróleo caía el viernes más de 1 dólar bajo los 74 dólares el barril tras la sorpresiva decisión de China de ajustar por segunda vez en el año su política monetaria, lo que afectó las perspectivas para la demanda de energía.