El Banco Popular repartirá mañana un dividendo de 0,12 euros brutos por acción. Una vez descontado el 18% de retención a cuenta que Hacienda aplica a esta retribución al accionista, el dividendo neto será de 0,10 euros. Este pago a los accionistas le supondrá al banco un desembolso de 148,5 millones de euros, que se repartirán entre los 1.215 millones de acciones que componen su capital social.