El grupo bancario japonés Sumitomo Mitsui Financial Group ha revisado a la baja su previsión de resultados para su ejercicio 2008/09, que concluyó el pasado 31 de marzo, y ahora espera sufrir pérdidas de 390.000 millones de yenes (2.933 millones de euros), frente a la anterior estimación de un beneficio neto de 180.000 millones de yenes (1.353 millones de euros) tras lo que anunció su intención de captar hasta 800.000 millones de yenes (6.017 millones de euros) mediante una emisión de acciones comunes.
De confirmarse los números rojos previstos por la segunda mayor entidad japonesa por valor de mercado, se tratarían de las mayores pérdidas registradas por SMFG en los últimos seis años, en contraste con el beneficio neto de 461.500 millones de yenes (3.470 millones de euros) obtenido en el ejercicio precedente.

La entidad nipona explicó que este drástico empeoramiento en su previsión de resultados se debe al impacto de las turbulencias financieras en sus cuentas ya que la caída del valor de las acciones, la ralentización económica y el incremento de los costes crediticios y de los impagos han forzado al grupo a adoptar provisiones adicionales en previsión de un mayor deterior de sus activos.

De este modo, el consejo de administración de SMFG decidió presentar una solicitud para realizar una ampliación de capital de hasta 800.000 millones de yenes mediante la emisión de acciones comunes de la entidad entre el próximo 17 de abril y el 16 de abril de 2010, con el objetivo de captar financiación para la consolidación de las filiales del grupo.