El Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (EBRD por sus siglas en inglés) solicitó hoy un incremento del 50% en la financiación que recibe de sus socios, unos 10.000 millones de euros, para mitigar el impacto de la crisis económica global en centroeuropa y Europa del Este. El banco, que está controlado por al menos 60 países, incluyendo entre sus miembros a la UE, Estados Unidos y Japón, tiene como objetivo poder incrementar la disposición de créditos para compensar el severo descenso en los flujos de capital privados en las antiguas repúblicas comunistas. La petición del banco, que se produce en la antesala de la reunión anual del Fondo Monetario Internacional (FMI), pone de manifiesto su preocupación por las dificultades de esta region no debería ser olvidada en un momento en que los líderes globales se concentran en su lucha contra la crisis económica.