El Skandinaviska Enskilda Banken (SEB), tercer consorcio financiero escandinavo, obtuvo un beneficio neto de 857 millones de coronas suecas (77,8 millones de euros) en el primer semestre, un 82% menos que en el mismo período del año anterior.  El beneficio neto de explotación (EBIT) descendió un 59% hasta los 2.420 millones de coronas suecas (unos 220 millones de euros), según los resultados presentados hoy en Estocolmo.