El Banco de Japón (BOJ) ha iniciado su reunión mensual de dos días para analizar los tipos de interés y evaluar el impacto en su economía de la crisis de deuda de la zona del euro, la fortaleza del yen y la repercusión sobre la economía real de las inundaciones en Tailandia.

Se espera que la junta de política monetaria del BOJ mantenga los tipos en el bajísimo nivel de entre el 0 y el 0,1 por ciento en el que se encuentran desde octubre de 2010 para potenciar la recuperación de la economía del país, lastrada principalmente por el terremoto del pasado marzo.