El Banco de Japón decidió el martes mantener los tipos de interés en el 0,1%, nivel al que están situados desde el pasado diciembre, y no modificó su valoración de la economía, informó la institución tras su reunión de dos días.
La junta de política monetaria del organismo mantuvo la evaluación de la economía que había anunciado el mes pasado, y aseguró que dejará de empeorar gracias al aumento de las exportaciones y la producción.

El Banco Central de Japón cree que la economía japonesa comenzará a recuperarse en septiembre, ecuador del año fiscal japonés que este año finalizará en marzo de 2010. La entidad cree que la recuperación estará respaldada por los "efectos positivos de las medidas para estabilizar el sistema financiero y de las políticas monetarias y fiscales, así como por una recuperación en las economías extranjeras y la mejora de las condiciones en los mercados financieros".

Según el comunicado, el consumo privado muestra señales de mejora, debido a las medidas de estímulo, pero sigue siendo débil por el aumento del desempleo.

El Gobierno nipón también publicó hoy su valoración de la segunda economía mundial y dijo que el consumo está aumentando como resultado de las ayudas a la compra de electrodomésticos eficientes y automóviles ecológicos.

Tanto el banco central como el Gobierno japonés se mostraron preocupados por la caída de la inversión privada a causa de la reducción de los beneficios empresariales.

En cuanto a los precios, el Banco de Japón recordó que el Índice de Precios de Consumo ha acelerado su caída en el último mes y que el país continuará profundizando en la deflación para recuperarse a partir de septiembre de este año. No obstante, alertó de que la actividad económica está disminuyendo y continúa en riesgo, a expensas de la evolución de la situación financiera y económica mundial.