El Consejo de Política Monetaria del Banco de Japón (BoJ) decidió hoy por unanimidad mantener los tipos de interés en el 0,1% con el objetivo de apuntalar la recuperación económica y hacer frente al "desafío crítico" que supone la deflación.