El gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa, dice que los pasos adicionales de relajación monetaria introducidos por el banco central pretenden asegurar que tanto la economía como los precios mejoran de forma sostenible.
"Que el BOJ muestre una clara postura contra la deflación ayudará a asegurar una mejora de la economía y los precios", dijo Shirakawa en rueda de prensa, para añadir que las medidas ayudarán también a rebajar los tipos de interés a largo plazo y a impulsar la demanda doméstica.
El banco japonés ha decidido con una votación dividida, relajar su política con el incremento de la cantidad de préstamos a tipos de interés bajos disponibles en el mercado monetario.