El Banco de Inglaterra cuenta ya con el permiso del Gobierno británico para imprimir 150.000 millones de libras (167.238 millones de euros) y podría anunciar la emisión el próximo jueves, después de la reunión en la que se espera que recorte los tipos de interés hasta el 0,5 por ciento. Así lo publica hoy el periódico The Daily Telegraph, en la que el ministro británico de Economía, Alistair Darling, asegura en una entrevista que ya ha dado la autorización al organismo para la emisión de dinero y que ahora es éste el que debe decidir cuándo es el momento apropiado para hacerlo. El Banco de Inglaterra pidió permiso el pasado febrero para llevar a cabo esta medida con el objetivo de incrementar la circulación de efectivo y alentar la recuperación de la economía, toda vez que las sucesivas bajadas del precio del dinero hasta mínimos históricos no han tenido el efecto esperado en la práctica.