El Banco de Inglaterra ha comunicado que permitirá a partir de mañana que los bancos comerciales eleven sus reservas en un 6 por ciento, hasta los 17.630 millones de libras, con el objetivo de darles más margen para pedir prestado a la principal tasa de financiación de la entidad.