El Gobernador del Banco de Francia, Christian Noyer, defendió que la banca gala no necesita ser recapitalizada.

Noyer mostró su confianza en el sistema financiero francés en una entrevista en el diario francés Les Echos, aunque reconoció que será necesario que sigan un plan estricto de refuerzo de sus recursos propios según las normas de Basilea III.

"Le puedo asegurar que no necesitan ser recapitalizados", dijo Noyer en una entrevista hoy en el diario francés "Les Echos", aunque reconoció que será necesario que sigan "un plan estricto de refuerzo de sus recursos propios" según las normas de Basilea III.

"Pero, además, es que no han esperado a eso. Desde 2008, los bancos franceses han acumulado 50.000 millones de euros de capital suplementario, en parte vía ampliación de capital, y tienen que continuar mediante la colocación de sus beneficios como reservas", agregó.

La banca francesa se ha visto sometida esta semana a tensión y rebajada en la calificación de su riesgo en los casos de Société Générale y Crédit Agricole.

Noyer precisó que, en el caso del banco BNP Paribas -cuya calificación de riesgo no fue modificada por la agencia Moody's esta semana- "incluso si hubiera provisionado al cien por cien su exposición a la deuda griega durante el primer semestre, hubiera seguido teniendo beneficios".