El Banco de España (BE) considera que tanto la industria como el sector turístico han experimentado una leve recuperación en el último tramo de 2007, si bien advierte de que la desaceleración de la construcción ha continuado y se prolongará en los próximos meses. El organismo supervisor recuerda asimismo que la renta disponible de los hogares se ha "erosionado" en los últimos meses en un contexto en el que se han intensificado las tensiones en los mercados financieros internacionales, al tiempo que se han seguido encareciendo los combustibles y los alimentos. El Banco de España advierte de que todos los indicadores muestran que se va a prolongar la desaceleración de la inversión en construcción en los próximos meses, como lo muestra la caída de la confianza en el sector o la evolución negativa del consumo aparente de cemento