Sobre la mesa del Banco de España está la posibilidad de trocear la CAM y vender activos de calidad como su red de oficinas, sin intervenir la caja alicantina

Ante la ausencia de entidades que deseen comprar íntegramente CAM o fusionarse con la maltrecha caja, el BdE se plantea vender en trozos sus mejores activos, según informaron a Efe fuentes financieras.

La última idea que baraja el supervisor es colocar un paquete de la red de oficinas de la CAM a alguna entidad con capacidad para asumir la compra sin dificultades, como el Banco Santander, al que le interesaría aumentar su presencia en la Comunidad Valenciana.

Las mismas fuentes explicaron que en los últimos días, el supervisor empezó a contactar con varias cajas y bancos medianos, como Ibercaja, Unicaja, pero también Bankinter y Banco Pastor, para sondear el interés de formar una fusión con la CAM, en la que recibirían fondos del Estado.