La economía española habría frenado su ritmo de contracción en el segundo trimestre del año, al situarse en el 0,9% respecto a los tres primeros meses, cuando alcanzó el 1,9%. Sin embargo, en tasa interanual la caída alcanzaría el 4%, frente el 3% del primer trimestre, según los datos avanzados por el Banco de España.