El Banco Central de Brasil dijo que el desplome de la demanda doméstica ha mejorado el panorama para una inflación más lenta, abriendo el camino hacia una flexibilización adicional de la política monetaria. Estos comentarios aparecieron en las minutas del encuentro monetario que sostuvo el organismo emisor la semana pasada. En las actas, el comité de política monetaria del banco también dijo que la contribución del crédito para el crecimiento económico brasileño había sufrido una "fuerte caída".