El Banco Central Europeo no compraba deuda desde hacía tres semanas.
El Banco Central Europeo compró la semana pasada hasta 711 millones de euros en deuda de la zona euro tras tres semanas en las que la entidad se mantuvo al margen de hacer efectiva alguna compra.