El banco público del Estado federado de Sajonia, Sachsen LB, previó hoy que su exposición a la crisis de las hipotecas de alto riesgo de EEUU lastrará notablemente el resultado en el conjunto de 2007. La entidad, que ha sido adquirida recientemente por el banco regional Landesbank Baden-Württemberg (LBBW), informó de que aumentó en el primer semestre del año el beneficio neto hasta 38 millones de euros (51 millones de dólares), más del doble que en el mismo periodo de 2006.
Sachsen LB dijo que tras lograr éxito en la primera mitad del año, el instituto de crédito ha estado afectado ampliamente en las últimas semanas por la actual crisis en los mercados de capital internacionales, por lo que no mantendrá el beneficio logrado hasta junio. La ganancia operativa de Sachsen LB mejoró entre enero y junio un 32,5%, hasta 140,2 millones de euros (190 millones de dólares), en comparación con las cifras del primer semestre de 2006. El banco regional de Sajonia (este) consideró que la adquisición por el LBBW le abre buenas perspectivas de desarrollo. La entidad regional del Estado federado de Baden-Württemberg (sur) inyectará inmediatamente en el deficitario Sachsen LB 250 millones de euros (340 millones de dólares) para salvarlo de las dificultades por su exposición a la crisis hipotecaria de EEUU. El LBBW, que es la mayor entidad pública germana, pagará en un primer momento 300 millones de euros (408 millones de dólares) al Estado de Sajonia por la compra del Sachsen LB, si bien a finales de año se realizará una nueva valoración. Hasta ahora los propietarios del Sachsen LB, el banco regional más pequeño de Alemania, eran el Estado de Sajonia, que posee un 37%, y un grupo financiero de esta región (SFG), que tiene el 63% restante. Este grupo financiero, con sede en Leipzig y creado en 2003 como un consorcio público, integra económica y jurídicamente bajo su techo ocho cajas de ahorro de Sajonia y el Sachsen LB, y financia principalmente pymes. Estas cajas de ahorro tuvieron que inyectar recientemente un crédito de 17.300 millones de euros (23.355 millones de dólares) al Sachsen LB para rescatarlo de los problemas financieros que atraviesa por su exposición a las hipotecas de alto riesgo ("subprime") mediante un vehículo de inversión llamado Ormond Quay gestionado por su filial Sachsen LB Europe, con sede en Dublín.