Ayer se anunció un acuerdo, prácticamente seguro, el próximo lunes sobre Grecia. Un acuerdo ¿suficiente? Para impedir más caídas hoy sí, para evitar la volatilidad "no lo creo", afirma José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citigroup en España.

Dos ideas: Grecia habría localizado las partidas para reducir el gasto de más de 325 M. EUR y Europa habría aceptado aprobarle la nueva línea de crédito por 130 bn. "Detrás, no sabemos las condiciones de la línea de crédito. Pero el Gobierno alemán ha pasado de pedir garantías para después de las elecciones a confiar en que se cumplirán los acuerdos".  Y entre medias, el BCE para evitar pérdidas forzosas ha aceptado canjear la deuda pública griega en su cartera por otra con condiciones que incorporen su aportación al canje. ¿Pérdidas forzosas? "Los inversores pasaron de largo esta apreciación, aunque deja en el aire la posibilidad de que la quita de la deuda en manos privadas finalmente no sea voluntaria". Todo esto lo conoceremos en los próximos días.

La clave está en la Solidaridad.  Será la palabra que más pueda escucharse en un futuro cercano, reconoce el experto de Citi. Y es que hay que considerar que la Troika comienza hoy a revisar las cuentas de Portugal, luego vendrá Irlanda y será una expresión "muy utilizada en la Cumbre Europea del 1 de marzo a la hora de valorar una mayor flexiblidad en los objetivos de déficit públicos en la zona". 

Ante todo ello, reaccionan los mercados de renta variable. Dejamos atrás "una jornada de infarto para todos. Pero especialmente para los traders de volatilidad: tras subir durante parte de la jornada, la volatilidad VIX se desplomó más del 9.08 % al cierre en el mayor recorte desde diciembre. La volatilidad de la volatilidad sigue siendo el mejor reflejo de la dificultad para gestionar el riesgo de la cartera, algo que reduce la profundidad de los mercados".

Antes hemos hablado de la inestabilidad como problema de gestión del riesgo. Pero hay otro factor que puede pasar factura al apetito de riesgo de los inversores: la escalada del precio del crudo. El Brent alcanza en estos momentos precios de 120.37 $ barril. Es cierto que por debajo de los 125 $ que vimos en el Q2 de 2011, pero la situación económica ahora es muy diferente. Sinceramente, no estoy nada seguro de que la economía mundial pueda soportarlos. Y lo estoy menos de que los inversores estén valorando las implicaciones a futuro de unos precios del crudo en estos niveles.