Los alquileres de oficinas en Europa aumentaron el uno por ciento en el primer trimestre de 2008 y el 8,9 por ciento en los últimos doce meses, según el índice "European Office Property Clock" de la consultora inmobiliaria Jones Lang Lasalle. Aunque la demanda de arrendamiento de oficinas se mantiene estable, el crecimiento de los precios de los alquileres "siguió enfriándose debido al deterioro de las perspectivas económicas", según el consejero delegado para Europa de la consultora, Alastair Hughes.