El alquiler de superficie para oficinas en Madrid sumó unos 140.000 metros cuadrados durante el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 45% en relación con el mismo periodo de 2007, según ha informado hoy la consultora Atisreal. Los expertos de la firma atribuyen la disminución a la ausencia de grandes operaciones de sedes corporativas de grandes empresas como las registradas el pasado año, pero también a las incertidumbres económicas.