Un 42,9% de los españoles espera que durante el próximo año quiebren cajas de ahorro pequeñas y un 35% prevé el mismo destino para los bancos de menor tamaño, mientras que estos porcentajes no superan el 15% en el caso de las grandes entidades, según el estudio 'Percepción del modelo económico y valoración de la crisis', elaborado por la Fundación BBVA. En estas circunstancias, casi el 65% de los ciudadanos consideran desde poco hasta nada probable que los ahorradores pierdan el dinero que guardan en depósitos.