Los ejecutivos de Goldman Sachs vendieron cerca de 700 millones de dólares en acciones después de que quebrase Lehman Brothers el pasado septiembre, según datos obtenidos por el diario Financial Times. La mayor parte de las ventas se llevaron a cabo mientras el banco de inversiones estadounidense se beneficiaba del programa de rescate bancario del Gobierno por un total de 10.000 millones de dólares.