El Gobierno suizo informó el lunes de que las autoridades fiscales estadounidenses han solicitado formalmente a Suiza datos de UBS AG, con lo que comienza un proceso administrativo con el que se pretende obtener información de 4.450 clientes del banco helvético.