El Gobierno estadounidense dijo hoy que la aseguradora AIG recibirá hasta 30.000 millones de dólares adicionales de las arcas públicas, un anuncio que coincidió con la publicación de pérdidas récord por parte de la compañía. AIG representa un riesgo "sistémico" que hace necesaria la intervención adicional del Gobierno, aseguraron en un comunicado conjunto el Departamento del Tesoro y la Reserva Federal. La declaración conjunta se produjo sólo minutos después de que AIG diera a conocer la mayor pérdida trimestral en la historia empresarial estadounidense, que alcanzó los 61.700 millones de dólares entre octubre y diciembre del año pasado.