El Departamento del Tesoro de Estados Unidos decidió otorgar fondos de rescate a varias compañías de seguros de vida, lo que ayuda a un sector clave del sistema financiero del país, dijeron fuentes con conocimiento de la situación.  Se espera que la dependencia anuncie durante los próximos días la expansión del Programa de Alivio para Activos en Problemas, o TARP, para ayudar al alicaído sector, agregaron las fuentes.  La decisión del Tesoro agrega un tercer sector a los bancos y empresas automotrices que ya han recibido recates del Gobierno. Aunque American International Group Inc. es una importante aseguradora y es la empresa que ha recibido más dinero público, sus problemas no fueron ocasionados por sus operaciones de seguros de vida, sino por apuestas malogradas en derivados.