La preapertura del mercado en Wall Street ha recibido un dato que no esperaba y que podría alegrar algo más si cabe a los inversores. Las peticiones iniciales de subsidio por desempleo se anotaron en la semana que finalizó el pasado 25 de febrero una caída de 2.000 solicitudes, hasta un total de 351.000 peticiones.

Según ha anunciado este jueves el Departamento de Trabajo, el dato es mejor de lo esperado. Los analistas consultados por Bloomberg habían previsto una cifra total de 355.000 solicitudes. Además, se ha revisado al alza el dato de la semana anterior, hasta 353.000 peticiones, desde las 351.000 iniciales.