Las peticiones semanales de subsidio por desempleo registraron un descenso de 23.000 solicitudes en la semana que finalizó el pasado 3 de diciembre respecto a la anterior. En concreto, se redujeron hasta las 381.000 peticiones, según los datos publicados hoy por el Departamento de Empleo estadounidense. Es el nivel más bajo desde febrero.

El consenso del mercado habían previsto una caída hasta las 393.000 solicitudes, desde las 404.000 de la semana anterior, dato revisado al alza desde las 402.000 que se publicaron en un inicio.

En cuanto a la media móvil de las peticiones de las últimas cuatro semanas, que se considera un dato más fiable porque tiene menor volatilidad, cayó en 3.000 solicitudes, hasta las 393.250.