El presidente ejecutivo de la quebrada General Motors Corp, Fritz Henderson, dijo el lunes en documentos legales que no hay un plan alternativo al esquema de venta de activos de la firma al Gobierno de Estados Unidos. Henderson agregó que el Tesoro de Estados Unidos, que será el accionista controlador de la nueva GM que nacerá tras la quiebra, ha dicho que sólo seguirá adelante con la operación si la venta de activos es aprobada por la corte antes del 10 de julio. El ejecutivo dijo además que cualquier interrupción en el flujo de partes a GM, aún si fuera temporal, sería "devastadora". Algunas plantas podrían reanudar sus operaciones el 13 de julio si el esquema de venta de activos de GM es aprobado, dijo Henderson.